Primera parada: Liétor, pueblo con mucho encanto como nuestro compañero trinétiko, Juan Luis Guerras Soria

Aquí podéis leer cómo se acuerda él de aquellos años…   “Trepar higueras. Si alguien me preguntase qué es lo que más recuerdo de mi infancia en Liétor, sin duda serían las tardes interminables de verano acompañando a mi abuelo Juan Diego en el huerto. Mientras él se dedicaba a cavar y regar, cuidando su[…]