MARIA GÓMEZ, “TODO LO QUE CONSIGUES ES EL RESULTADO DE TU ESFUERZO”

Para mí el deporte es una vía de escape, para olvidar todas mis preocupaciones y dejar atrás todas las cosas malas que pueden haber pasado a lo largo del día. El deporte reamente es una forma de vida, sacrificar tu tiempo para sentirte mejor físicamente y mentalmente. Muchas veces nos da pereza ir a los entrenamientos, pero después te das cuenta de que merece la pena gastar tú tiempo ya que después te sientes realizado y mejor contigo mismo.

Al principio te sientes un poco perdido entre todas esas personas que no habías visto nunca, pero que en cuanto te ven te tratan como si todos fuésemos una familia. Y sí, eso somos, una gran familia que comparte momentos juntos gracias al deporte.

Hace tres años cuando mi padre me propuso empezar en este club, pensé que estaba loco. Me daba mucha vergüenza estar rodeada de gente que no conocía. Entonces me dijo que podía empezar poco a poco. Empecé por la natación, es primera clase fue un desastre. Se me daba bastante mal nadar, me tuve que agarrar al borde la piscina. Pero poco a poco, gracias a Krisz y Karin puedo nadar digamos que decentemente. Otra cosa que también me asustaba de nadar, era hacerlo en el mar. Pero, una vez que me metí en él y empecé a seguir a mi padre ese miedo desapareció, me di cuenta de que  para lograr tus objetivos tienes que vencer tus miedos y creer en ti mismo.

Correr tampoco fue muy fácil ya que los deportes se me dan un poco mal, pero había que intentarlo. La verdad es que pensé si mi hermana puede yo también y la verdad que no me arrepiento nada de aquel día en el que decidí ponerme a correr. También me di cuenta de que correr no es tan fácil, hay muchísimas cosas que tener en cuenta.

Y por último probé la bici de carretera, he de decir que es lo que peor se me da. Un día me atreví y decidí salir con Karin. La verdad es que le di bastantes sustos, primero porque no llevo muy bien lo de frenar y porque estaba hecha un lío con cómo manejar los platos y los piñones. No hay ni un solo  día que no me haya caído saliendo con la bici, pero aun así no voy a dejar de coger la bici. Pronto llegará ese día en el que no me caiga, bueno o puede que no ajjaja.

La primera vez que participé en una prueba relacionada con este deporte, he de confesar que estaba nerviosa. Pero sabía que lo importante no era ganar ni quedar clasificado, sino hacerlo lo mejor posible para superarte a ti mismo y sentirte bien. No me importó llegar la penúltima, ya que sabía que durante toda la prueba había estado esforzándome y había ido muy a gusto conmigo misma. En el futuro me gustaría repetir la experiencia y ponerme nuevos objetivos que cumplir.

Es cierto que en este club nos han enseñado a dar lo mejor de nosotros, esforzarnos cada día más. Pero no para llegar los primeros sino para cumplir nuestros propios objetivos.