Nos movimos por la igualdad bajo la lluvia

A pesar de la lluvia hemos salido a caminar y plantar nuestras violetas para recordar que:

No se trata de tener derecho a ser iguales, sino de tener derecho a ser diferentes con las mismas oportunidades.

Y no es cosa de un día, sino una labor diaria, porque estar mejor que antes, no significa estar bien.