Nuestra filosofía

Las madres y los padres del Club Tri.Net involucran a sus hijas e hijos en las actividades deportivas, en este caso atletismo/triatlón compartiendo una afición en los entrenamientos ayudando a afrontar situaciones tan comunes como ganar o perder, fomentar la creatividad, sensibilidad del niño o canalizar la agresividad que uno pueda tener. Creando la sección de Tri.NEP Nunca Es Pronto ayuda a la formación y consolidación de una cultura deportiva entre todos los grupos sociales y de edad, hacer deporte en familia. 

Nada es tan contagioso como el ejemplo

Aunque nuestro objetivo principal es compartir los entrenamientos en familia también damos la oportunidad a los menores de que puedan venir a los entrenamientos sin el acompañamiento de sus progenitores.

La sociedad no necesita pequeños/as campeones/as sino GRANDES PERSONAS

Origen de TRINET en Hungría (1998)

“Az az időszak fontos volt számomra, még ma szívesen emlékszem vissza rá. Akkor kerültem be az általános is iskolából szakközépbe. Új környezet, nehezen tudtam beilleszkedni, de tudtam, hogy délután mindig jó lesz, mert megyünk futni. Olyankor jókat elbeszélgettünk, vigyorogtunk, máig tartó barátságokat építettünk. Igaz, páran a faluból piszkáltak minket érte, meg a hátunk mögött mondták, hogy ,,ott jön a szőke, meg a barna. Már megint futnak. Nincs nekik mit csinálni otthon!" Úgy voltunk vele, hagy irigykedjenek. Sajnos 2004-ben egy motorbaleset miatt abba kellett hagynom a futást, mert bokasérülésem lett,de tavaly tavasszal már az utánpótlással (Lizivel, a nagyobb lányommal) a karantén alatt újra próbálkoztam a futással, ami a legnagyobb meg meglepetésemre elég jól ment. Egy laza 5-öst lenyomtunk. Persze a gyerek előtt meg kellett mutatnom, hogy még mindig ,,vagány" anyja van . A helyi futa a falu rendszeres résztvevője lettem. Az akkor 5 hónapos Hédikémmel a 3 km-es távot teljesítettem. Igaz majd 30 perc volt, mert a kengurú rám volt kapcsolva gyerekestül, de megcsináltam. Ha röviden kellene összegeznem a dolgot, hát mondhatom, hogy megtanultam kitartónak lenni és nem azt nézni, hogy mennyire fàj, hanem azt, hogy jó lesz sz eredmény. Ezt az életem minden területére levetítettem. Köszönöm, hogy akkor nyáron az edzőpályán odajöttél és leszólítottad a szüleim, hogy vigyáznának-e Karinra amíg Te futsz és hogy Kati és én tartsunk Veled. Anyu is mindig mondta, hogy legalább nem kutyultunk el tiniként a templomkertbe mint a többi osztálytársunk.”

Harkai Ágnes, 12 de agosto de 2021.

Traducción:

“Esa época era importante para mí, hasta ahora me acuerdo con mucho cariño de aquellos momentos. Es cuando tuve que cambiar de primaria a secundaria. Un ambiente nuevo, era difícil de acostumbrarme, pero sabía que por las tardes va a ser genial porque VAMOS A CORRER. Hablábamos mucho, nos reímos, creamos amistades que perduran hasta ahora. Pero es verdad, que en el pueblo nos miraban, nos insultaban, nos criticaban, “fíjate, allí va la morena y la rubia”, “no tienen otra cosa de hacer en casa”. Pero a nosotras no nos importaba, “da igual, tendrán envidia”.

Desgraciadamente en 2004 tuve un accidente de moto, y tenía que dejar de correr por una lesión de tobillo. Pero el año pasado, en primavera con mi hija mayor, Lizi durante el Estado de alarma intenté correr 5kms, y lo conseguí. Tenía que demostrar a mi hija que tiene una madre “guay”, “valiente”. Me he convertido en una de las organizadoras del evento “FUT A FALU”del pueblo. Con Hédi (mi hija pequeña) hicimos 3kms tardé casi 30 min. porque corrí llevando a ella en el “canguro”, pero lo hice!

Si tuviera que explicar en pocas palabras, tengo que decir que aprendí que tengo que ser persistente, no mirar si “duele” si tienes que esforzarte sino el resultado que vas a conseguir gracias a tu esfuerzo. Esto, he sido capaz de proyectarlo a mi vida diaria, gracias a que en aquel verano viniste a la pista para hablar con mis padres y preguntarles si Kati (mi hermana) y yo podíamos correr contigo, mientras ellos se quedaban con Karin.

Mi madre siempre decía que menos mal que ha sido así y que gracias a eso, no nos convertimos en unos adolescentes que iban de “botellón” al parque de la iglesia.

Piensa a largo plazo y actúa a corto plazo

Os comparto la carta de una niña que tenía 14 años, ella era una de las primeras adolescentes que se apuntó a mi club de Hungría. Ya en aquella época tenía ese sueño de crear un club familiar, igual que aquí en Alicante con Tri.net. Como siempre lo digo, NUNCA ES TARDE y NUNCA ES PRONTO. Aunque a veces tengas que dar ese “empujón” para ir a entrenar, HAZLO porque a largo plazo vale la pena y antes o después te lo agradecerán.

 Como padres, Madres tenemos el "trabajo" más difícil del mundo, ser padres y madres. Existen muchos libros, estudios etc. que nos pueden ayudar, pero cada niño o niña nace única e irrepetible por lo que cada uno/a necesita una atención especial, para cumplir sus necesidades.

Una herramienta que nos puede ser útil es el deporte. Para poder crecer con valentía en ese mundo, asumir de que en la vida no se gana ni se pierde sino se va aprendiendo por ensayo-error para ser mejores personas, a través del deporte podrán superar/controlar posibles impedimentos como:

  1. La necesidad de tener todo bajo control. En una carrera/entrenamiento si no te sale tan bien como tu has pensado porque ha llovido, soplaba el aire, han venido otros deportistas que son más rápidos que tú, cuando llegas a la meta no estás contento/a con el resultado, etc. según tus experiencias aprenderás que no puedes tener todo controlado, hay cosas que no dependen de ti, PERO tienes que estar satisfecho/a porque tú has sido valiente y has hecho todo lo que en aquel momento podías hacer, es lo que cuenta!
  2. El miedo a equivocarse. El miedo a su medida no es malo, nos ha ayudado a sobrevivir durante miles de años.

Lo malo es cuando el miedo nos impide avanzar, como por ejemplo cuando no dejas a tu hijo/a que participe en una carrera porque te da miedo que se caiga con la bici (ve con él/ella y práctica), te da miedo que se lo pase “mal” porque no va a quedar entre las/los Primeras/os (explícale que siempre tendremos gente por delante a los que tenemos que felicitar por sus logros, y también por detrás a las que también se debe animar y valorar por sus esfuerzos) si le quitas todas esas oportunidades le vas a entrenar para el miedo y no a la valentía. ¿Por qué no entrenar juntos, en familia y así conquistar el miedo y hacer brillar la valentía?

  1. El perfeccionismo. Ya lo dijo Dalí: “No busques la perfección, no existe” Una cosa está claro, si quieres nadar mejor, tienes que nadar, si quieres mejorar con la bici, tienes que salir con la bici, entrenar, practicar…si no te sale a la primera, te saldrá a la segunda, tercera… PRACTICA y seguro que lo harás bien.
  2. “Qué van a pensar de mi”, baja autoestima…CONFÍA EN TUS HIJOS/AS. La autoestima baja nos hace tristes, desmotivados, desconfiados, inseguro, la autoestima no es estable, es un sube-baja, podemos regularlo si somos conscientes de qué es lo que nos afecta. Lo importante no es lo que te pasa (has quedado la última/a, alguien te ha hecho un comentario negativo) sino cómo te lo tomas. Ánimo, tú puedes!